Buscar
  • dip-proyectos

El arte de diseñar un stand de vinos

A la hora de montar un stand hay que tener en cuenta 3 aspectos fundamentales: la organización del espacio para garantizar su buen funcionamiento, la comodidad proporcionada y prestar atención a los detalles.

1- La organización del espacio y la comodidad

Tanto la localización que ocupe el stand en la feria, como la situación que tenga respecto a sus principales competidores, son factores fundamentales que podrán atraer a más o menos visitantes, al stand.

Además la organización del espacio es importante ya que hay que tener en cuenta que los stands de vino son espacios donde los visitantes se detendrán a probar el producto, y si es de su agrado prolongar su estancia, por este motivo es necesario contar con una zona espaciosa donde los catadores puedan beber cómodos, comer un delicioso acompañamiento y tener una buena conversación.




2- Los detalles

Vender vino es vender estilo por este motivo cada mínimo detalle debe ser cuidado. Desde las copas donde se sirve hasta cómo está colocado su producto estrella.


Las copas deben ser las indicadas para el tipo de vino que se ofrece, y la cantidad servida debe ser la justa. También es importante calcular bien la cantidad, ya que quedarse sin podría ser un grave problema, por este motivo es de gran importancia tanto el "sector visible del stand" como su almacenaje.



En un stand para vinos el producto estrella debe tener un sitio privilegiado, tanto las botellas que queden expuestas, como las que estén almacenadas. Es decir que se sitúen a la vista de los visitantes ordenadas de manera atractiva y que sus principales características sean fáciles de identificar por los visitantes del stand.




Por otra parte, también es imprescindible que el almacenamiento del resto de botellas se lleve a cabo de una manera adecuada para cada tipo de vino. Sea cual sea el vino, la temperatura ideal para conservarlo debe ser inferior a 15ºC, ya que si la temperatura es mayor los componentes del vino se pueden alterar y la actividad microbiana aumentaría, produciendo variaciones en el producto.


Además, debe ser almacenado en un lugar con una temperatura estable y con buena ventilación, con una humedad entre el 60% y el 80% y con poca luz. Lo mejor son las neveras de vino, ya que cumplen todas las condiciones determinadas, mientras que, si se eligen otro tipo de muebles, es imprescindible que las botellas estén en posición horizontal para que continúen en contacto con el corcho, lo que evitará que el vino se seque.


En Di&P somos expertos en stands de vinos, ¿Qué os han parecido algunos de nuestros proyectos?


© 2014 Di&P, todos los derechos reservados. Aviso Legal.

oficina: López de Aranda, 24, 28027 Madrid, Spain / España

almacén: Cabo Ortegal, 6 (P.I. Borondo), 28500 Arganda del Rey (Madrid), Spain / España

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn Black Round
  • b-facebook
  • YouTube Ronda Negro